18/8/14

odio cuando las palomas me pierden el respeto


(Escuchando: Franz Ferdinand - Evil Eye)

1 comentario:

Carlos de la Parra dijo...

No es cuestión de respeto.
Las aves tienen hambre y sólo el miedo les impide acercarse más y comer de nuestra mesa.
Una práctica que genera sentirse bien es juntar migajas y granos de cereales y maíz para alimentarles.