9/4/14

todos los dobles del presidente

Le deseé que tuviera un buen turno y me marché a casa. Como todas las noches, he dormido con las ventanas cerradas y los ojos abiertos. Esta mañana me ha llamado su mujer. Un grupo de anarcosituacionistas lo arrinconó en un callejón cerca de la Estación Central cuando salía de trabajar y lo ejecutó. Masaryk no era el más parecido. Yo me parezco más. Mientras hababla con ella, el auténtico presidente (o Yankelevich, o Vuković, o Farkas, o cualquiera de los otros, es difícil saberlo) daba un discurso en la televisión. Si todo va tan bien como dice, ¿por qué nos están exterminando a todos? 

(Escuchando: Balcanes - Plataforma)

2 comentarios:

Luisa Hurtado González dijo...

Menuda cacho trama policiaco-política con asesinato, persecución y exterminio. Me parece una pasada que lo hayas medido todo en menos de 100 palabras. Increible

Carlos de la Parra dijo...

Aquí se comprueba que con la facultad de la imaginación se puede mirar a través de todo.
Como en la metáfora supermánica del que tenía vista de rayos x.
Por tal razón los engaños son efímeros y las mentiras tienen las patas cortas.
Cierto es que los dobles de presidentes son presa de exterminios.Yo conocí uno de éstos en toda mi vida. Y murió en forma inesperada. Le sentó mal una cena. ¿Contendría veneno?