27/9/10

esa pareja feliz

Y dio otro bocado a su hamburguesa sin decir nada. Se tomó su tiempo, se apartó el pelo de la cara, me miró fijamente y dijo:
-Vale. Saldré contigo.
No me esperaba aquello. Acto seguido, ocurrió algo que tampoco esperaba. Que alguien como ella accediera a salir con alguien como yo, hizo que perdiera todo el encanto y que, instantáneamente, dejara de gustarme. Pero empezamos a salir. Ha pasado un año desde entonces. Otra vez estamos en la misma hamburguesería, y no tengo ni idea de lo que voy a decirle esta noche.

(Escuchando: The Stone Roses - Simone)

3 comentarios:

Sinsellos dijo...

La hamburguesa sin duda no contribuyó a encender la pasión.

Acuática dijo...

Si es que siempre deseamos lo que no podemos tener... Hum, ahora me apetece una hamburguesa.
Un beso!
:)

budoson dijo...

Hamburguesas, la comida oficial del planeta Tierra. Gracias a las dos, como siempre.