1/2/09

david bowie - the rise and fall of ziggy stardust and the spiders from mars

Año 1972. Un alienígena de aspecto andrógino y sus igualmente peculiares Arañas de Marte (abanderadas por el segundo protagonista de todo esto, el guitarra Mick Ronson), aterrizan junto al número 23 de la londinense calle Heddon. Traen un mensaje de esperanza: al Mundo no le quedan más que cinco años antes de desaparecer, pero el propio Ziggy Stardust (que así se llama el extraterrestre) ha sido envíado para liberar a la Humanidad del fin, a base de rock y amor en todas sus vertientes. La gente pronto se fija en ellos y acude en masa a sus conciertos, hipnotizada por ese sonido al que llaman glam, el dramatismo con el que El Hombre de las Estrellas grita su profecía y una estética que cabalga entre el teatro kabuki y el estilo de Vince Taylor. La popularidad de Ziggy crece tan rápidamente como su ego. Cuando ha alcanzado la fama más absoluta, conoce el sexo con sus fans en la parte de atrás de los camerinos. Pronto vendrán las drogas. Todo es una farsa y el público empieza a darse cuenta. Nadie les cree; el grupo se desintegra. Ziggy no volverá a tocar la guitarra. Ni siquiera saldrá vivo de ésta, pero nos dejará uno de los mejores y, sobre todo, más influyentes discos de la Historia.

Esta reseña debería aparecer en el nº 2 de la revista PANYMÚSICA que sale hoy mismo a las calles barcelonesas.

(Escuchando: No Trigger - Call It a Day)

2 comentarios:

Ra dijo...

Qué bueno.
:D

budoson dijo...

Celebro que le guste, señor.