13/6/13

the beautiful people

La sirena cautiva vomita pulpos de siete patas en la taza del váter. Es su comida favorita y es difícil de conseguir, pero queremos que se sienta bien. Siempre vomita. Por el estrés, dice. La ansiedad. La depresión. Dice que no podemos entenderlo. Que es bella. Que fue capturada en el Mar de los Sargazos y quiere volver. Es verdad que no la entendemos. Todos entramos aquí por voluntad propia. La gente paga por vernos. Además (esto lo tengo hablado con el Chico Murciélago y con el resto), nosotros seguimos encontrando más atractiva a una mujer con barba que a un pez con tetas. Y que encima huele raro, como a… pescado, claro. 

(Escuchando: The Lemonheads - Confetti)