7/3/13

¡eléctrica!

Después de más de cuatro horas de viaje en autobús, dos kilómetros a pie y cinco pisos (sin ascensor), Ainara Zuazu llegó por fin a su casa. Acababa de licenciarse en Derecho. Se quitó el abrigo sin llegar a encender la luz de su cuarto y entonces sucedió algo. Chispas. Pequeños destellos en la oscuridad. El mp3, que reproducía un disco de la Air Band, dejó de funcionar. O más exactamente, dejó de funcionar bien. Se paró, avanzó varias canciones, volvió a sonar y, tras unos segundos, se apagó definitivamente. ¿Electricidad estática? —pensó pulsando el interruptor de la luz—. Eso será. Joder. Pues sí que venía yo cargada. La cosa quedó ahí y no volvió a darle importancia hasta bastante después. Vaya si se la dio. A Ainara Zuazu hay dos cosas que le interesan por encima de las demás: las historias de superhéroes y el helado de menta con trocitos de chocolate. El helado de menta con trocitos de chocolate no tuvo nada que ver con que se pusiera a confeccionar un traje ajustado con una E en forma de rayo en el pecho. Lo de los superhéroes sí. Así que ahí la tienes, frotando sus pies por la moqueta de la habitación de sus padres y frotando sus manos por el traje (100% acrílico). Produciendo diminutas centellas con las persianas bajadas y martirizando a su hermana pequeña con raquíticas descargas electroestáticas. Cuidado. Porque lleva ya tiempo ensayando en casa y está casi lista para salir a la calle a impartir justicia. De manera que si te la encuentras en algún sitio concurrido (una discoteca, el metro) y notas que, en fin, te roza, te roza con insistencia, no es que quiera nada contigo. Seguramente lo que ocurra es que esté recargando. Preparándose para actuar. Para castigar a cualquiera que crea que tiene que ser castigado. Tal vez tú mismo. Te ríes. ¿Cómo podría alguien tomarse esto en serio? ¿A quién se le pasaría por la cabeza convertirse en una superheroína con un poder tan ridículo? Bueno, como todo el mundo sabe, la práctica hace al maestro, y no tienes ni idea de lo persistente que puede llegar a ser Ainara Zuazu cuando se lo propone. Dadle tiempo. Y si no os gusta el helado de menta con trocitos de chocolate, abandonad la ciudad. 

 (Escuchando: Yeah Yeah Yeahs - Sacrilege)

4 comentarios:

Gloria dijo...

Si la encuentro dejaré que me roce y compartiremos un helado de menta y chocolates¡mis preferidos! y dejaré que siga soñando, es gratis.
besos de menta y chocolate.

sara.octubre dijo...

Me has dado una idea para un nuevo super power mucho más delicado que los que se me suelen ocurrir. El último fue matar a los malos a chorrazos de leche de las tetas. Al final, de esa idea, me salió un cuento infantil. Debería hacérmelo mirar.

INARIO dijo...

en mi pueblo a eso se le llama BUSCAR UN ENCHUFE...................(lo de acciona ya no funciiona?)....................pa ejercer de sustituta (Judicia..............juiciosa..............juycy..............esto cachis.............JUEZA...............con la permanente y las botitas trending de MARIPAZ BENITOSES...............(me desestimo un Recurso de Apelación 2dando por reproducido" lo expuesto en el Auto de Prisión.............(Robo con Intimidación con Botín incautado pero sin ARMA..............ala tipo penal sin INSTRUMENTO DE COMISIÓN............) PARA QUE ¿? VEAS como esta el patio..............(ahora que se han cargado el hotel frente al LARRAINA.................

Pedro Sánchez Negreira dijo...

Buen micro, Budoson. Una pieza muy bien trazada, con una carga bien dosificada de ironía crítica.

Un saludo,