15/5/07

esas rumbosas noches madrileñas


Aprovechando que mi vecino se ha conectado a Internet (ávido de pornografía, no me cabe la menor duda) y mi ordenador puede aferrarse a su conexión por unos momentos, aquí va una nueva entrada. Si la semana pasada me echaban de un escenario por intentar cantar Personal Jesus, este sábado lograba entrar con mis compinches en una folclórica fiesta multicultural a la que no habíamos sido invitados. Absenta, italianos drogados tocando canciones de la Velvet y yo poniendo la percusión con un cajón y haciendo los coros. Hasta que debí ponerme demasiado pesado y fue una buena idea irse a tiempo. ¡Olé!
(escuchando: The Raconteurs - Together)

2 comentarios:

silbitxu(fenicia) dijo...

desde cuando te dedicas al cante??de todas formas dime kien fue el txungo ke censuró tu arte y t kitó el micro ke voy a x él!!!

budoson dijo...

yo siempre he cantado estupendamente, de verdad. lo que pasa es que ahora me voy soltando. no te preocupes por él, bastante cargo de conciencia tendrá cuando sea el señor que echó de un escenario a un tipo que llegará lejos!